EL DATO ES ORO

Gobierno de datos 4to Ángulo


EL DATO ES ORO

     El Gobierno de Datos consiste en una metodología que llevan a cabo las compañías con el fin de administrar y de proteger los datos que se generan durante todos sus procesos, así como actividades productivas y comerciales. Esta metodología representa una realidad relativamente nueva: los datos son activos; generan valor, no son no solo para las compañías y organizaciones, sino también para los individuos que interactúan con ellos.

Componentes gobierno de datos

 

En tiempos de una creciente adopción de nuevas tecnologías, mediante el Gobierno de Datos las empresas desarrollan la capacidad para establecer políticas sobre el adecuado manejo de datos que, a su vez, emana de un proceso en el cual se incluye el seguimiento del dato desde que se genera, hasta que es resguardado y utilizado de forma autorregulada por la propia compañía.



¿Porque es importante el Gobierno de Datos?

Esta forma de autorregulación determina quién puede actuar sobre ciertos tipos de datos, en qué momentos y situaciones determinadas, bajo qué protocolos y, desde luego, con qué forma de almacenamiento y de protección. En este sentido, un empleado al que se le ha proporcionado el derecho de acceder a los datos corporativos adquiere a su vez la responsabilidad de respaldar y procesar los datos bajo las políticas de gobierno de datos de la propia compañía.

Un *reporte recientemente elaborado por PwC, identificó que el 48% de las empresas no siguen al 100% los procesos para asegurar la protección de datos conforme a las leyes del país. Esta realidad reportada por la consultora se asocia directamente al grado de madurez de las compañías en cuanto a la adopción de nuevas tecnologías se refiere.

Las acciones del empresariado muchas veces no están a la altura de la regulación establecida debido al escaso dominio de soluciones tecnológicas, así como por no ejercer cambios que se requieren en sus procesos para proteger los datos. Operar con tecnología antigua y desactualizada representa enormes inconvenientes a cualquier proyecto de Gobierno de Datos para las compañías ya que no comprenden plenamente los procesos de la tecnología.

El mismo reporte de PwC estima que hay un 12% de empresas que no se han preparado para las normativas en materia de protección de datos y que un 41% ya inició una examinación sobre el cumplimiento de estas normas (sin embargo, aún no adoptan las medidas al 100%). Esto, a pesar de que las sanciones por incumplimiento de la Ley de Protección de Datos son elevadas y pueden provocar multas de entre el 1% y 4% de los ingresos de las empresas.

Las corporaciones que no implementan procesos centrados en Gobierno de Datos se colocan indeseablemente en una posición de riesgo. Un estudio reciente de **Ponemon, detectó que el 62% de los empleados de una compañía ha accedido a datos que no corresponden a sus funciones o competencia.

Asimismo, de acuerdo con el INAI (Instituto Nacional de Acceso a la Información), tan solo en el 2017, el sector de servicios financieros (banca y seguros) concentraron el mayor número de sanciones por violar la protección de datos personales, además de ser los sectores que han pagado el mayor monto por incumplir con la protección de la información de las personas. En este sector en particular, la gobernanza de datos es un asunto delicado ya que maneja datos directamente asociados al patrimonio de las personas que pueden ser llevadas a la quiebra.


Una correcta y confiable estrategia de Gobierno de Datos debe de ser respaldado por un equipo de profesionales dedicados exclusivamente a este objetivo y, además, se tiene que contar con las soluciones tecnológicas adecuadas para este encargo específico de la empresa. Integrar equipos de profesionales con soluciones adecuadas para el manejo de datos empresariales, permite dirigir el manejo cuidadoso de los datos de una compañía. A fin de cuentas, hoy los principales activos de una compañía no solo son sus ingresos y empleados, sino también: sus datos.


Gobierno datos casa

En nuestro entorno cada más guiado e impulsado por datos, surge la necesidad imperiosa de procesarlos adecuadamente y de salvaguardar su calidad e integridad. Los datos que maneja una empresa provienen de muy diversas fuentes de información y es crítico saber cómo extraerles valor para una mejor toma de decisiones de negocio.

Las empresas de hoy están basadas en datos y esto implica que han asumido un proceso de actualizaciones tecnológicas y que han depositado en su información un valor incalculable. Una estructura de Gobierno de Datos supone un cambio en la forma de pensar para las corporaciones, en especial para sus consejeros, accionistas y directivos. El valor de los datos de una empresa amerita la instauración de un órgano interno de gobierno que defina procedimientos para acceder a los datos, así como un plan profesionalizado de ejecución, respaldo y monetización de los datos.

¿Cómo sé que puedo implementarlo en mi empresa?

Un programa sólido de Gobierno de Datos comienza con el reconocimiento de la importancia de los datos y con la designación de un responsable de guiar un equipo que garantice los recursos necesarios para su ejecución. El equipo a su cargo tiene como principales responsabilidades las de:


Establecer un proceso que garantice la transparencia, confiabilidad, accesibilidad y uso de los datos en la organización

Vigilar la calidad y seguridad de los datos
o Monetización de los datos

Ante el fenómeno de crecientes intercambios y transacción de datos, diversas compañías de todo tamaño reestructuraron sus funciones con la creación de puestos de trabajo (Director de Datos, Analistas de Datos y Arquitectos de la Información) cuyas funciones se centran en los propios datos que se generan a lo largo de su actividad productiva. 

Generalmente, los propósitos que guían una estructura interna de Gobierno de Datos comprenden: el aumento al valor de los propios datos; la minimización de riesgos para la toma de decisiones de negocio; la reducción de los problemas operativos; la capacitación de los directivos y del personal en el enfoque y manejo de datos; la estandarización y garantía de transparencia en los procesos de trabajo; y, por supuesto, la optimización de los costos derivado del análisis de los datos.

Ejecutivo de gobierno de datos


Las necesidades específicas de la empresa con respeto a su relación con los datos, varia de compañía a compañía y están en gran parte determinadas por la propia cultura interna de cada organización. Pero podemos afirmar que , estos propósitos son los que guían de manera generalizadas la tendencia hacia el menos manejo y explotación creciente de los datos que generan.

La tendencia actual es clara y sostenida el dato es oro y Rey el que lo sabe interpretar.


*PwC. - GDPR / Cumplir con la nueva regulación de datos personales
**Ponemon: https://www.kingston.com/es/company/press/article/41240